Blog

Blog The Shire

¿Cómo Preparamos una Ruta Overland, Off Road?

Alguna vez me han preguntado cómo preparamos nosotros las rutas 4x4 que realizamos. Las rutas overland. En esta entrada es lo que pretendo contaros, como preparamos nosotros las rutas. No pretendo dictar una lección magistral de cómo hay que preparar o de cómo se debe preparar una ruta. Solo pretendo contaros nuestra experiencia, como lo hacemos nosotros.

Entre dos y cuatro veces al año, depende el año, hacemos un viaje de una o dos semanas de duración en los que procuramos recorrer el menor número de kilómetros por carretera posibles. Para lo que tenemos que preparar las rutas previamente. En esta entrada, es mi intención exponeros el proceso que seguimos para prepararlas.

Este procedimiento es bastante sencillo, puede llevar mucho tiempo, pero el procedimiento es sencillo.

En primer lugar, como es lógico, hay que elegir el lugar, a dónde queremos ir o de donde a donde queremos viajar.

Este fue el inicio de los extremaos. Un año se nos ocurrió, a mi amigo Rafa más concretamente, se le ocurrió que podría ser interesante ir al encuentro anual del Club Land Rover Todo Terreno España, en peregrinación, por caminos no asfaltados.

Ese año el Nacional, como llamamos al encuentro, se celebraba en Broto, en los Pirineos y a Rafa se le ocurrió que podríamos ir desde Malaga, donde él vive, hasta Broto por caminos. Así, surgió, la necesidad de encontrar unas rutas, de preparar unos tracks que nos llevaran desde Málaga hasta Broto por caminos nos asfaltados.

Este es siempre el punto de partida, definir un punto de partida y un punto de llegada, o una zona por la que queremos movernos.

La siguiente etapa que es la más laboriosa, es la de decidir por donde ir. Esta segunda parte, la preparamos con ayuda de Wikiloc. ¿Qué es wikiloc? Para los que no lo sepáis, Wikiloc es una página web en la que los usuarios comparten, suben, con otros usuarios rutas que han realizado. A los que no la conocéis os recomiendo que visitéis la pagina y le echéis un vistazo para poderos hacer una idea.

Como hemos dicho, una vez que tenemos un punto de partida o un punto de llegada, el siguiente paso, con paciencia, es ir viendo las rutas que otra gente haya podido ir subiendo, intentando ver qué rutas nos puede servir. Verificar qué rutas son válidas porque nos dirigen hacia el lugar correcto, o qué parte de estas rutas nos sirven, etc.

Una vez hemos conseguido determinar una serie de rutas o partes de estas que podemos utilizar tendremos que hacer un trabajo de división en etapas y de unión de unos tracks con otros para poder llegar a la versión, más o menos definitiva de la ruta a realizar. Para unir las rutas, para preparar las etapas e, incluso, para dibujar la unión entre los tracks elegios usamos el programa Land de twonav. Este programa es muy versátil, en él podemos ver los tracks, dividirlos, unirlos y, como he dicho, podemos dibujar rutas nuevas sobre el mapa para hacer un nuevo track por la zona por la que queremos pasar o para unir los tracks elegidos para componer la ruta.

Una vez que tenemos un primer boceto de la ruta completa, tenemos que determinar las etapas a realizar. Las etapas están directamente vinculadas a los días, una etapa por día. La relación y determinación de estas es por tanto muy sencilla, haremos como máximo tantas etapas, como días tenemos para hacer la ruta.

En función de los días que disponemos serán las etapas para preparar. Es este punto es importante determinar cuantos kilómetros debe tener una etapa. Esta para mi es la cuestión más controvertida. Dependerá, en principio de muchos factores, el principal, para nosotros, son las horas de sol. En primavera o principios de verano hay más horas de sol que en otoño invierno. Por ello, podemos encontrarnos con que una etapa perfecta para primavera pueda ser excesiva para otoño invierno.

Otro factor importante a tener en cuenta es la compañía con la que uno viaja. Los distintos gustos o intereses de los compañeros de ruta. No todos tenemos los mismos gustos hay a personas que les gusta compaginar la ruta con el turismo, la contemplación del paisaje, la gastronomía local, la fotografía, etc... Mientras que otros, como nosotros, lo que nos pone es hacer kilómetros y conducir.

Como digo, en nuestro caso, somos ruteros, nos gusta es conducir por los caminos, por lo que solemos procurar hacer el mayor número de kilómetros posibles, sin pasarnos, hay que dejar al final de la jornada un tiempo para el “pastis time”. Nosotros estimamos una velocidad media de 20 km/h, en función de este parámetro, en primavera-verano solemos preparar etapas de unos 200 kms y en otoño-invierno de unos 150 kms.

Ahora bien, siempre hay que estar abierto a las circunstancias del terreno, de la climatología y resto de imponderables del viaje, que en la mayoría de las ocasiones dan al traste con las estimaciones de la preparación.

A estas alturas ya tenemos la ruta más o menos esbozada, las etapas, también, más o menos, decididas, tenemos, por tanto, en formato, en principio, gpx, la ruta entera delimitada. En este momento nosotros acudimos a Google Earth. En esta etapa de la preparación de la ruta intentamos recorrer virtualmente en Google Earth los tracks para hacernos una idea, más o menos aproximada, de lo que pueden ser las etapas, de su viabilidad.

En Google Earth, por tanto, intentamos hacernos una idea de si las rutas diseñada son practicables, intentamos averiguar qué cantidad de asfalto tienen, qué posibles dificultades nos podríamos llegar a encontrar, descubrir posibles prohibiciones de alguna parte de la ruta, posibles alternativas, etc. En esta fase, también buscamos y marcamos gasolineras cerca del track para poder repostar. Al hacer una buena parte de la ruta fuera de asfalto nos encontramos con que no hay gasolineras, por lo que es importante marcar algunas durante la ruta para en caso de necesidad saber donde poder desviarnos a coger gasoil. Es cierto que hoy basta con recurrir a Google maps para encontrar una gasolinera, pero también es cierto que muy buena parte de las rutas están fuera de cobertura y sin cobertura Google maps, las búsquedas, no funcionan, por lo que es conveniente, cada x kilómetros tener marcadas gasolineras en las rutas.

Otros de los puntos que solemos buscar y marcar en Google Earh son los posibles campings cerca de los finales de ruta y posibles lugares interesantes para visitar, como ruinas, miradores y resto de punto de interés turístico.

Esta labor, generalmente la hacemos entre varios de nosotros, sí bien uno es el que diseña la ruta principal, el que hace el esbozo inicial de ruta completa, el resto intentamos verificar y corregir o completar la misma con pequeñas, pero interesantes, aportaciones.

Después de estos pasos ya tendríamos una ruta previa a seguir en nuestros navegadores en otra entrada hablaremos de los navegadores que usamos, para seguir nuestras rutas.

En todo caso, una cosa siempre es cierta, las rutas así preparadas no dejan de ser propuestas, ya que luego en el viaje siempre surgen situaciones o circunstancias que nos pueden hacer cambiar la ruta, modificarlas o desistir de ellas, pero esto es parte del camino y de la aventura. De hecho, no recuerdo haber hecho nunca una ruta entera y literal siguiendo en su integridad los tracks preparados en casa en el pc.

Como he comentado al inicio de esta entrada, mi intención era comentaros como preparamos nosotros las rutas. Si alguien prepara las rutas de otra forma o quisiera hacer algún comentario o puntualización al respecto es bienvenido. Nunca un perro es lo suficientemente viejo para no aprender nuevos trucos.

 



Tags relacionadas

Publicado 20-01-2020 | Categoría: The Shire Overland


Comentarios

Comenta que te ha parecido